Cinturones: algo más que sujeción

Hace ya mucho tiempo que los cinturones dejaron de ser un simple complemento para evitar que se cayeran los pantalones. Hoy en día son casi tan importantes como el resto de nuestra ropa, así que hay que cuidar bien su elección y, sobre todo como combinan con el resto de la ropa.

Puedes usarlos anchos, estrechos, de tela, de cuero… todo vale siempre y cuando vaya bien conjuntado con lo demás. Te damos algunas orientaciones según el tipo de vestuario que lleves.

El cinturón estrecho o skinny belt es uno de los must de la temporada para looks tanto elegantes como bohemios. Si escoges un vestido liso de corte por la rodilla, podrás hacerlo un poco más distinguido añadiendo un cinturón fino que ciña aún más esta prenda a tu cuerpo.

También es adecuado este cinturón para un boho style. Escogiendo uno trenzado de cuero puedes añadirlo a tus camisolas o a vestidos largos de estilo hippie logrando un efecto muy bonito en tu vestuario.

En el otro extremo, los cinturones anchos también se llevan mucho últimamente. Si los escoges de un material elástico servirán para definir tu cintura si te los pones con un vestido o una camiseta larga y unos leggins. Puede ser un look muy deportivo, o también elegante y adecuado para ir a la oficina.

Los cinturones anchos de charol y colores vivos son complementos ideales para noches de fiestas o salidas con los amigos. Combinándolos con unos zapatos del mismo color o un bolso a juego  sobre ropa negra pueden dar el toque adecuado a tu vestuario.

 

Más sobre Moda:

¡Comparte!

PinIt