Para XV años, vestidos cortos por delante y largos por detrás

Para XV años, vestidos cortos por delante y largos por detrás

modas ladies lila largo corto vestido quince combinalo con botas largo corto ana beatriz soto lila largo corto

Desde Más de Moda llevamos algún tiempo intentando ayudar a algunas de nuestras lectoras más jóvenes en la elección del vestido para la fiesta de celebración de su 15 cumpleaños, la celebración de los XV es una ocasión muy especial en la que una chica debe sentirse cómoda e identificada con el estilo de su vestido, aunque tradicionalmente para este tipo de evento los vestidos de estilo princesa han sido los mayoritariamente propuestos por los diseñadores, las chicas de hoy en día demandan estilos más actuales, hay varios recursos de los que echar mano para que el traje sea original, puede ser el color lo que nos distinga del resto, pero también la forma, en particular los vestidos cortos por delante y largos por detrás son los que buscais algunas de vosotras, así que aquí os dejo un pequeño resumen de imágenes.

melocoton blanco vilaro largo corto vestido 15 blanco eva novias largo corto naranja nora rosi largo corto

La idea es mantener la elegancia y el toque festivo de la cola y el la longitud extrema pero jugando con la informalidad de la asimetría, de ese modo cumplimos simultáneamente varios objetivos, ya que combinamos bien lo clásico con lo moderno y actual, este tipo de diseños son ideales para lucir con botas o zapatos de pulsera, ya que al ser el vestido corto por delante se ven a la perfección, es muy habitual el uso de volantes en la falda en estos casos, para darle un poco de volumen, hacerla aún más espectacular y conferirle más protagonismo.

Aún dentro de lo que es un vestido de longitud irregular hay algunos que mantiene más el convencionalismo en su diseño y otros realmente rompedores, en las imágenes veis ejemplos desde un clásico vestido de volantes en blanco, hasta los más atrevidos en naranja eléctrico o lila con falda de tul supercorta, precisamente lo bueno es que la variedad en el mercado es tal, que permite que cada chica encuentre el vestido de sus sueños y de no ser así siempre cabe la posibilidad de diseñarlo por nosotras mismas a partir de una idea y encargarlo a medida a una modista, garantizándonos además en ese caso que nadie llevará uno igual.